garfield

Five-card stud, nothing wild...

And sky's the limit

Previous Entry Share Next Entry
Miedo (X-men: First Class)
xmen 2
skysthelimit_7

Título: Miedo

Para: obsscure

En: Intercambio de fanworks de xmengeneracion1

Pairing: Charles/Erik

Rating: PG-13

Word count: 680˜

Summary: “Ya te dije que no estoy hecho para esto, Charles.”

Notas: ¡Perdón por la tardanza! ¡Tu fic es una pasada y este no le llega ni a la suela de los zapatos, pero espero que te guste de todos modos!

Esta escena ocurre poco después de llegar a la mansión, poco después de empezar los entrenamientos.

¡Gracias a lalaithlen por ayudarme con el argumento!



Miedo

Charles cerró los ojos al sentir la brisa remover su pelo. Hundió las manos en la hierba y respiró hondo para calmar su mente e intentar bloquear por completo las emociones de Erik que, intensas, se colaban por sus barreras. Se obligó a ignorarlas, a no interpretarlas, a intentar no distinguir una imagen de otra aunque en algunos casos no pudiera evitarlo.

A su lado, Erik suspiró. Abriendo los ojos, Charles vio cómo se pasaba una mano por el pelo, mandíbula tensa y ojos fijos en la nada. De ese modo le había encontrado Charles, sentado en la hierba con esa misma expresión tras discutirse con Alex sobre su entrenamiento. El Profesor se había sentado a su lado, cerca aunque sin tocarle, pero Erik no le había ni mirado, absorbido por ese espiral de sentimientos, esas imágenes, que habían traspasado los muros de la mente de Charles.

Deseaba decirle algo, preguntar, pero sospechaba que lo mejor sería esperar a que Erik se abriera a él. De todos modos Charles llevó una mano a su hombro y le dio un leve apretón, estoy aquí.

Erik bajó la vista entonces, hacia una hoja seca que tenía entre las manos.

- Ya te dije que no estoy hecho para esto, Charles.

Charles ya sabía a qué se refería, pero lo preguntó igualmente.

- ¿Para enseñar a los chicos?

Erik asintió, su mano cerrándose alrededor de la hoja. Después la volvió a abrir y dejó caer los pedazos rotos al suelo.

- La primera vez que ayudé a Alex a entrenar y quemó el sótano también se puso hecho una furia – dijo Charles –. No se lo tengas en cuenta.

Hay algo más, pensó el telépata al ver cómo Erik fruncía los labios. Una simple discusión no le haría reaccionar así.



Erik se inclinó un poco; su hombro rozó el de Charles como si buscara algún tipo de apoyo, así que él se lo dio, acercándose más a su cuerpo hasta que sus lados se tocaban por completo.

- No sé cómo hacerlo – murmuró Erik al fin –. Sólo conozco lo que a mí me enseñaron.

Entonces Charles comprendió por qué había visto imágenes de Shaw en la mente de Erik al llegar, por qué se había frustrado tanto consigo mismo. Se sintió estúpido por no haber pensado en ello cuando le preguntó si se podía hacer cargo de Alex esa tarde.

- No debí haberte pedido que ayudaras a entrenar a Alex esta tarde, Erik, lo siento. No pensé en lo que podía significar para ti.

- No es eso, Charles, es que…


Se interrumpió, cerrando las manos en puños y apretando los labios con frustración. Charles puso su mano sobre la de él y esperó. Finalmente, Erik se calmó un poco, sus dedos entrelazándose con los de Charles.

- ¿Qué es? – preguntó éste, acariciando el dorso de su mano con el pulgar.

Erik respiró hondo, sus ojos fijos en algún punto invisible frente a él.

- No sé cómo hacerlo. Les veo y sé que necesitan que les enseñen, pero no sé cómo.

- Es normal, Erik. Es una situación nueva para todos, ya lo iremos aprendiendo sobre la marcha.

Entonces, por primera vez, Erik se giró hacia él, los ojos brillantes con incredulidad y algo más.

- ¿Sobre la marcha? ¿No ves que no están preparados, Charles? No podemos permitirnos tomárnoslo con calma.   



Miedo.

Erik tenía miedo de que les hicieran daño. Por eso se había puesto así.              

Charles sonrió débilmente, alzando la mano para acariciar su mejilla. En sus ojos vio que Erik sabía que Charles lo había entendido y, por una vez, dejó que alguien viera su vulnerabilidad.     

Tenemos que creer en ellos, le susurró en su mente. Son más fuertes de lo que pensamos.

Erik le miró a los ojos, comprendiendo que aunque Charles también tuviera dudas a veces, tenían que confiar en los chicos y en su fuerza y ayudarles en todo cuanto pudieran.

Lo haremos juntos.

Erik asintió, llevando la mano a la garganta de Charles y acariciándola con suavidad mientras capturaba sus labios en un beso.  

Y si alguno de los dos recordó que ese juntos no sería para siempre, lo mantuvo en silencio.


  • 1
Ay! que es precioso *______________*

Cómo me duele ver a Erik tan roto y me encanta que sea porque se preocupa por los chicos, aunque no se ve mucho en la pelicula pienso que realmente les quería (si lo comparamos con la otra trilogía que por mucho que piense que los mutantes son superiores, en la tercera cinta sacrifica a un montón de ellos con poderes "menores"), en fin.

Me gustan muchísimo las descripciones, me haces sentir allí tirada en la hierba con ellos, adoro que Charles sea incapaz de bloquear lo que Erik proyecta porque ha de tener tal intensidad que le es imposible. Amo y me parte el corazón que Charles confíe en él, lo de "lo haremos juntos", una pena que no fuera por siempre. Ahora me pongo a divagar que habrá intentado hacer Erik con Alex (que uno es un crío con problemas de seguridad y tosco y Erik es algo duro y tiene un humor especial),.

Erik y Charles se besan y es tan bonito y tan triste.

¡Gracias por escribirme algo tan bonito! ^___________^

Ay, ¿de verdad te ha gustado? ¡No sé si es exactamente lo que querías!

Yo también pienso que Erik se preocupaba aunque no se vea en la película, por eso lo he puesto aquí :)

Aww, muchísimas gracias *se pone como un tomate*

Jajajaj buena pregunta! A lo mejor mover algún tipo de blanco de metal? XD

Me alegra haber hecho el intercambio contigo, guapa! Me lo he pasado muy bien y he recibido un fic genial <3
Creo que he visto que habías escrito otro fic para el exchange, ¿verdad? me verás por allí pronto! ;)

  • 1
?

Log in