garfield

Five-card stud, nothing wild...

And sky's the limit

Previous Entry Share Next Entry
Enroque (X-men: First Class)
xmen 2
skysthelimit_7


Título: Enroque

Para: justcyanide

En: Intercambio de fanworks de xmengeneracion1

Pairing: Erik/Charles

Rating: PG-13

Disclaimer: Ni X-men: First Class ni Star Trek me pertenecen, por desgracia.

Word count: 1300

Summary: Ambos permanecieron en silencio unos minutos, estudiando el siguiente movimiento como si de un juego de ajedrez se tratara. Sabían qué pieza tenían que mover, aunque no quisieran hacerlo.

Notas: Star Trek AU (más bien en la línea de TOS o el reboot, yo diría). Charles, el Capitán del Enterprise, es Betazoide, lo que significa que puede leer el pensamiento. Por desgracia no he encontrado ninguna raza que se asemeje al poder de Erik, así que lo he escrito como humano.

¡No tengo ni idea de ajedrez, y aún menos de ajedrez Tri-D (http://www.chessvariants.org/3d.dir/startrek.html ),  así que perdonadme los errores que pueda tener!       
En ajedrez, el movimiento “enroque” sirve para proteger al rey moviendo dos piezas a la vez; de ahí viene el título.

¡Gracias a lalaithlen y a alienass por ayudarme!



Enroque

– Creo que el ajedrez normal ya es lo suficientemente complicado, la verdad.

Y sin embargo, pese a no gustarle el ajedrez Tri-D, Erik le estaba ganando. Para jugar a ese tipo de ajedrez se necesitaba pensamiento tridimensional, táctica y concentración, y Erik era muy bueno. Lástima que no hubiera podido convencerle para jugar hasta esa noche.

Tras unos minutos de reflexión, Charles se resignó a mover su torre, iniciando una táctica algo desesperada que probablemente Erik vería rápidamente. Entonces Erik inclinó la cabeza un poco, con el rastro de una sonrisa en los labios, y le miró a los ojos durante un segundo antes de volver al tablero de juego.

– Así que es verdad que no me estás leyendo la mente – comentó, llevando a su caballo a uno de los niveles y moviéndolo después para colocarlo en una posición muy comprometida para Charles. La partida ya estaba perdida, y ambos lo sabían.

Rindiéndose, Charles le dio un sorbo a su atardecer antariano y se recostó en la silla. Habían quedado uno a uno; un empate contra Charles Xavier, Capitán del Enterprise, era un muy buen resultado.

– No lo hago, aunque eso me deje un poco en evidencia.

Erik esbozó una sonrisa felina y Charles le guiñó un ojo juguetonamente.

– ¿Entonces puedes controlar tu telepatía?

– Es algo que todos los Betazoides desarrollamos de jóvenes, y nos enseñan a controlarlo rápidamente. No es educado husmear en las mentes de los demás, ¿verdad?

Charles hizo una pequeña mueca de disculpa, imaginándose lo que Erik estaría pensando. Cuando habían encontrado la cápsula de escape de Erik y le habían traído a bordo del Enterprise Charles había tenido que leerle la mente para asegurarse que no fuera un espía del bando Romulano. Últimamente abundaban y muchos habían muerto ya por su causa.

En la mente de Erik no había visto una asociación con los Romulanos; al contrario. Había visto imágenes horribles de humanos esclavizados bajo el dominio de los Romulanos. Había visto a prisioneros intentando escapar y a Shaw, el mismo Shaw que había declarado la guerra a la Federación hacía poco, matándoles a sangre fría mientras el joven Erik miraba horrorizado e incapaz de detenerlo. Había experimentado, torturas y dolor. Había sentido la rabia, el odio, la frustración por haber fallado en su intento de matar a Shaw.

Hasta entonces ninguno de los dos había hablado del tema, por mucho tiempo que hubieran pasado juntos desde que habían encontrado a Erik, pero después de tantos días de viaje tan sólo les quedaban unas horas para llegar a la Zona Neutral.

– Lamento haber invadido tu privacidad – dijo Charles al fin.

Erik asintió, mirándole a los ojos.

– Yo también lo hubiera hecho en tu lugar.

Charles estaba seguro de ello.

Ambos permanecieron en silencio unos minutos, estudiando el siguiente movimiento como si de un juego de ajedrez se tratara. Sabían qué pieza tenían que mover, aunque no quisieran hacerlo.

– Sabes que le mataré – dijo Erik gravemente.

– Lo sé.

Lo sabía, sí, y de todos modos añadió a Erik al equipo que llevaría a cabo la misión. Lo que Erik pretendía iba contra sus principios, pero era él quien tenía que decidir qué camino tomar. Era Erik quien tenía que elegir ser el mejor hombre y dejar que la justicia hiciera su trabajo, y no sería Charles quien le impidiera tomar esa decisión; él no estaba por encima de Erik, eran iguales, y Erik era libre de hacer lo que quisiera.

Y sin embargo…

– Matar a Shaw te traerá muchos problemas con la Federación, amigo mío – no pudo evitar decir el Capitán.

Erik asintió.

– Me perseguirán.

No era una pregunta, pero Charles respondió igualmente. No quería que le quedara ni una duda al respecto.

– Sí.

Erik bajó la mirada un segundo antes de volver a fijarla, intensa, en la de Charles.

– ¿Y tú?

Al Capitán le hubiera gustado responder que no, pero no pudo. Eso no significaba que no pudiera darle margen para escapar, por supuesto, pero aun así odiaba la idea de tener que perseguirle. Entendía por qué la Federación querría perseguir a Erik, por supuesto, pero después de haber visto lo que Shaw había hecho no podía aceptar la idea de encerrarle por matar a Shaw.

Esperaba que no le encomendaran esa misión porque no estaba seguro de poderla cumplir.

¿Pero y si lo hacían? Quizá podía hacer algo para intentar avisarle si se acercaban, pero cualquier dispositivo podía ser fácilmente detectable. A lo mejor podría…


Erik rompió su hilo de pensamiento levantándose con una sonrisa amarga.

– Será mejor que me despida antes de que nos convirtamos en enemigos, entonces – dijo con pose rígida –. Ha sido un placer conocerte, Charles.

Erik se giró para irse, pero Charles no pudo evitar el espera que rozó la mente del humano y le hizo girarse hacia él.

– Hay algo…

Charles se arrepintió instantáneamente de haber abierto la boca. No, no, la idea era estúpida y arriesgada… Pero por supuesto, ya había hablado, y Erik no iba a dejarlo pasar. Se acercó hacia donde estaba el Capitán, giró su silla y se apoyó en el respaldo mirándole fijamente. Sus ojos se desviaron hacia los labios de Charles, que sintió la estúpida necesidad de humedecerlos con su lengua.

– ¿Qué es, Charles?

– Es una muy mala idea, la verdad.

Erik levantó una ceja y se quedó inmóvil mirándole; lo cierto era tenerle tan de cerca era algo intimidante. Al fin Charles suspiró, resignándose.

– Es algo que aprendimos de los Vulcanos. Se trata de crear un vínculo entre dos mentes; eso nos permitiría sentir si el otro se acerca e incluso comunicarnos telepáticamente.

– No parece tan mala idea – comentó Erik –. Así podría escapar antes de que fuera demasiado tarde, ¿verdad?

Charles se pasó una mano por el rostro y suspiró. ¿Cómo explicar algo tan complejo?

– Sí, pero para crear el vínculo primero tendría que entrar en tu mente y ver si puede hacerse. No siempre es fácil, y ni siquiera sé si podría hacerlo.

A veces ciertas mentes simplemente no eran compatibles. En este caso, sin embargo, Charles sabía que no era así, lo había sentido. Eran distintos, casi opuestos, y sin embargo había una atracción innegable.

– ¿Lo has hecho alguna vez? – inquirió el humano.

– ¿Más o menos? – Charles hizo una mueca, y Erik no pareció muy satisfecho con la respuesta –. Conozco la teoría, pero nunca he creado uno. Esto no es buena idea… los vínculos telepáticos son algo muy íntimo; siempre me sentirías en un rincón de tu mente, igual que yo a ti. Y a veces… bueno, a veces hay otro tipo se sentimientos que se mezclan en esto. Otros... deseos.

Erik medio rio, sus ojos claros fijándose en sus labios, y casi sin darse cuenta Charles se inclinó hacia a él como atraído magnéticamente.

– ¿No lo han hecho ya?

Por supuesto, él también tenía que haber sentido la conexión. Un mechón de pelo cayó sobre los ojos de Erik, y Charles no pudo evitar levantar la mano para ponerlo en su lugar. Tapar la vista de esos ojos debería estar prohibido. Lentamente deslizó sus dedos por el cabello de Erik, atrayéndole hacia sí por un beso.

Erik suspiró contra sus labios y sin dejar de besarle agarró sus brazos para ayudarle a levantarse. Charles así lo hizo, agarrándose a su jersey mientras Erik le apretaba contra su cuerpo con fuerza, sus manos subiendo por la espalda de Charles hasta enredarse en su pelo.


Charles se quejó en voz baja cuando Erik rompió el beso, ambos respirando pesadamente en los labios del otro.

– ¿Tú quieres hacerlo, Charles? ¿Estás dispuesto?

Realmente era una mala idea, y los dos lo sabían.

Erik le miraba con sincera curiosidad, con seriedad, y Charles supo que lo entendería si no quería hacerlo. Era libre de mover cualquiera de las piezas del tablero, y sin embargo Charles tenía la sensación que había movido pieza en el mismo instante en que entró en su mente por primera vez.

– Espero que el sexo telepático valga la pena, amigo mío. Espero que valga la pena.

A/N: Creo que no es exactamente lo que esperabas, ¿verdad? ¡Lo siento mucho! ¡Espero que de todos modos te haya gustado!
Mañana me propongo corregir todas las faltas XD





  • 1
Te ha quedado muy bien, sky :D Escribes estupendamente :DDDDD ILUUUUUU!!

Aw, eres demasiado buena, bb! *hugs*
ILU MOARRR

(tu icon XDDDDDD)

*hugs you back*

(¿Y el tuyo? !Pero qué mono!)

*flails*

(¿A qué sí? Mi cosita mona <3)

HAVSHAVSGHAVSGAVGHCFSCAXST es genial!!
Los vínculos telepáticos son una de mis cosas favoritas de los fics de ST akjsbsbasjb :3 (lol, y si esos fics sirven como precedente, el sexo telepático le va a gustar a Charles ;)

Me encanta, gracias por escribirlo :3

(el link al ajedrez 3d es genial, nunca lo había visto)

Awwww, me alegra que te haya gustado!! :D

Jajaja no sé ni cómo narices he metido un link telepático en un fic sin vulcanos!! Me gustan demasiado! (y sí, seguro que le va a gustar a Charles XD)

Muchísimas gracias a ti por el wall y por leer el fic! *hugs*

(Esto del ajedrez 3D es un lío IMPRESIONANTE. Se ve que hay plataformas que puedes mover y no sé qué!)

Demando boda betazoid desnudos y todo!
Otra cosa es que los betazoids en genral no pueden leer pensamientos solo emociones y estado del otro en casos especiales imagenes

Pero me encanto la idea!!
Sexo a distancia con imagenes y sensaciones es mejor que palabras ;)

Also porfa dime que hay alguna solucion cosa que Otra nave persiga a Shaw por crimenes contra la federacion y lo capturen antes de que Erik lo encuentre... Cosa que Charles pueda consolarlo :)

Guapa, gracias por leer!! :D

Jajajja madre mía, te imaginas a Erik casándose? y encima desnudo? XD

Bueno, si no me equivoco, eso no es cierto! Deanna Troi no podía leer pensamientos y sí emociones, pero eso es porque ella es sólo medio betazoide. Su madre no tenía ningún problema en leerle la mente al pobre Capitán Picard! :P
Memory Alpha dice: Betazoids were natural telepaths, an ability centered in their paracortex, with psilosynine being a main neurotransmitter. Betazoids, for one example, can send their thoughts only to other empaths and telepaths, but can receive thoughts and feelings from almost any being's mind, psionically gifted or not.

Evidentemente, todo esto del vículo y del sexo telepático me lo he sacado de la patilla, eso sí XD pero oye, en ningún sitio dice que no puedan! XD
Y sí, mejor imágenes que palabras! :3


Bueno, la verdad es que me ha gustado hacer este crossover, y es posible que lo vuelva a rehacer pero cambiando ciertas cosas, ya veremos! Pero sí, me gustaría que por una vez Erik no terminara solo vagando por ahí *suspiro* Pobrecitos míos, parece que nunca puedan tener un final feliz, ¿verdad?

  • 1
?

Log in